CONSEJO ANDALUZ DE LOS COLEGIOS
DE DOCTORES Y LICENCIADOS EN FILOSOFÍA Y LETRAS Y EN CIENCIAS
DE ANDALUCÍA

CDL de Cádiz; CDL de Córdoba; CDL de Granada, Almería y Jaén; CDL de Málaga; CDL de Sevilla-Huelva.

COMPOSICIÓN DEL CONSEJO ANDALUZ

 

-PRESIDENTA DEL CONSEJO ANDALUZ, Dª. Elena Navas Guerrero, colegiada 7854 y Decana del CDL de Granada, Almería y Jaén.

-VICEPRESIDENTA DEL CONSEJO ANDALUZ, Dª Silvia Carmona Berenguer, colegiada nº 2382 y Decana del CDL de Córdoba.

-SECRETARIO DEL CONSEJO ANDALUZ, D. José Gutiérrez Galende, colegiado nº 1735 y Decano del CDL de Málaga.

-TESORERO DEL CONSEJO ANDALUZ, D. Marcos A. Hunt Ortiz, colegiado 4957 y Decano del CDL de Sevilla y Huelva.

-INTERVENTORA DEL CONSEJO ANDALUZ, Dª. Virginia María Pinto Toro, colegiada nº 2165 y Decana del CDL de Cádiz.

-VOCAL DEL CONSEJO ANDALUZ, Dª. María Isabel Mancilla Cabello. colegiada 7855 y Presidenta de la Sección de Arqueología del CDL Granada, Almería y Jaén.

-VOCAL DEL CONSEJO ANDALUZ, D. Jacobo Vázquez Paz. colegiado 5558 y Presidente de la Sección de Arqueología del CDL de Sevilla y Huelva.

-VOCAL DEL CONSEJO ANDALUZ, D. Alfonso Palomo Laburu. colegiado 2578 del CDL de Málaga.

-VOCAL DEL CONSEJO ANDALUZ, Dª María Josefa Vilches Vilela. colegiada nº 2749 del CDL de Córdoba.

Dª. ELENA NAVAS GUERRERO

PRESIDENTA DEL CONSEJO ANDALUZ

Los decanos de CDL de Andalucía coincidimos en la necesidad de respeto y reconocimiento social de las profesiones y los profesionales. Estamos convencidos de que la colegiación del colectivo es la forma más eficiente de unificar criterios y esfuerzo, con la seguridad de que las corporaciones que representan y defienden a los profesionales se hacen fuertes a partir de una gestión democrática y participativa.

Es una época de gran cohesión colectiva a nivel andaluz y nacional, que hemos de reconducir hasta los logros profesionales que necesitamos, para que los resultados de nuestros esfuerzos reviertan en la profesión y en el desarrollo de la sociedad. Tratamos de concienciar al profesional de la importancia social de su trabajo, establecer los deberes del desempeño profesional y de la responsabilidad de una práctica deontológica que garantice el servicio a la ciudadanía.